Noticias y Artículos

Uso de dispositivos inhaladores

¿Qué es un inhalador?

Es un dispositivo utilizado para suministrar un medicamento en forma de polvo o líquido al organismo a través de los pulmones. La inhalación es la ruta de administración preferida para el tratamiento de algunas enfermedades como asma y EPOC, ya que permiten que el medicamento vaya directamente a los bronquios, haya una acción mas rápida y que se usen menores dosis

¿Qué tipos de inhaladores existen?

Actualmente, hay tres principales tipos de dispensadores: nebulizadores, inhaladores presurizados (de dosis medidas o MDI’s), inhaladores de polvo seco.

Hay muchos modelos de cada tipo disponibles y cada uno de ellos tiene sus ventajas así como sus desventajas

Independientemente del dispositivo que usted utilice, usted debe asegurarse que entiende la técnica correcta para su uso y mantenimiento, ya que un uso correcto permite alcanzar un beneficio máximo en el control de su enfermedad y aprovechar el costo del medicamento.

Varios análisis han mostrado que los resultados clínicos de los medicamentos aplicados por los diferentes dispensadores son sustancialmente equivalentes, si se utilizan correctamente. Es por eso que su médico toma la decisión de cuál es el mejor dispositivo para usted basado en su situación clínica, disponibilidad y costo/beneficio del tratamiento.

Todos los inhaladores necesitan una energía para que el medicamento salga de su contenedor y entre a los bronquios del paciente.

¿Que es necesario para que el inhalador logre su efecto correctamente?

Para que un medicamento inhalado logre el efecto deseado en el paciente hay 3 puntos que se deben vigilar cuidadosamente:

  1. ¿El paciente usa el medicamento inhalado como se le indicó? Apego
  2. El inhalador recetado al paciente ¿Es el adecuado?
  3. ¿El paciente está usando de manera correcta el inhalador prescrito?

Si el paciente utiliza el inhalador prescrito de manera inadecuada, en dosis o en frecuencia, es muy probable que tenga un impacto negativo en su enfermedad y en su calidad de vida.

Ejemplos de esto son:

  1. No se recomienda utilizar un medicamento inhalado de acción corta para prevención y control de la enfermedad a largo plazo. Es recomendable seleccionar medicamentos que se utilicen pocas veces al día.
  2. Viceversa, no se recomienda utilizar un medicamento inhalado de acción larga para control rápido de síntomas.

Es importante que el paciente comprenda que el efecto de los medicamentos inhalados  es de 6-12 horas, dependiendo del medicamento utilizado, algunos tienen un efecto q dura hasta 24 hrs. Si su enfermedad es crónica, o tiene síntomas frecuentes, 2-3 veces/ semana (como es el caso de asma), el tratamiento debe ser continuo, utilizar los medicamentos sólo cuando tiene síntomas o en forma diferente a como se le prescribió su médico, puede llevar a una crisis de la enfermedad, a no conseguir un control adecuado de los síntomas y una peor calidad de vida. Recuerde que el objetivo del tratamiento en asma y EPOC es que tenga una vida lo más cercana a lo normal.

¿Cuáles son las fuentes de energía para que el medicamento llegue a los bronquios?:

  • a. Con nebulizadores la fuente es aire expulsado por un compresor o nebulizador.
  • b. Con aerosoles de dosis medidas la fuente de energía es un propulsor a base de CFC o HFA. Son fáciles de usar pero es difícil usarlos de manera efectiva.
  • c. Con inhaladores de polvo seco la fuente de energía es el esfuerzo inhalatorio del paciente, por ello requieren de una inhalación “fuerte” y rápida.

Inhaladores presurizados

Son los dispositivos más prescritos a nivel mundial, a pesar de que estudios muestran que más de la mitad de los pacientes los utilizan de manera incorrecta, sobre todo por falta de coordinación del disparo y la inhalación. Es una tecnología que ya tiene muchos años.

La dimensiones y mecanismo de acción es casi similar en todos ellos. Constan de 5 componentes que son:

  1. Contenedor de aluminio
  2. Propulsor: es un gas no tóxico ni inflamable, compatible con el fármaco y compreso en fase líquida
  3. Fármaco
  4. Válvula dosificadora
  5. “Actuadores” de plástico

 

Aunque ya tienen la dosis medida, un tamaño conveniente y pueden aplicar varias dosis de aerosol en un periodo corto de tiempo su principal limitación es que muchos pacientes no saben utilizarlos correctamente, lo cual puede reducir o incluso eliminar su eficiencia.

La aspiración del medicamento a través del dispositivo debe de comenzar al final de una exhalación y terminar reteniendo el aire por 8-10 segundos.

Una alternativa para aquellos con dificultad para coordinar el disparo del dispositivo con la inspiración profunda, lo que es muy común, es el uso de un espaciador; el espaciador es una cámara hermética que “guarda” el aerosol y contiene una válvula que se abre al momento en que el paciente inicia su inhalación, lo que permite que el aerosol se aproveche al máximo, permite una inhalación cómoda y al “ritmo” del paciente; requiere de limpieza de rutina semanal dejándolo secar al sol en vez de utilizar un trapo para eliminar toda la estática creada por el spray

Inhaladores de polvo seco

Aunque todos tienen un tamaño similar, los diferentes tipos varían en su forma y método de uso. Algunos son sistemas de dosis única en el que el medicamento está contenido en una cápsula que debe ser insertada en el dispositivo antes de su inhalación cada vez que se desee utilizar. Los dispositivos de dosis múltiples contienen suficiente medicamento listo para varias aplicaciones y algunos incluso incluyen un mecanismo para contar cuántas dosis se han aplicado y cuántas quedan disponibles. Es importante recordar que la energía requerida para que el medicamento salga de su contenedor y entre a los bronquios es proporcionada por el paciente, en este tipo de dispositivos no hay una fuerza propulsora, el paciente debe inhalar CON FUERZA Y RÁPIDAMENTE. Pueden ser utilizados en niños de 6-7 años y mayores.

Su principal ventaja es que se activan cuando el paciente inhala, por lo que no es necesaria la coordinación disparo-inspiración, aunque esto a su vez hace que sea imposible su uso en pacientes con traqueostomía, en ventilación o que no sean capaces de crear el flujo y volumen requeridos debido a su enfermedad o edad. No suele ser un dispositivo apropiado para pacientes de edad avanzada ya que frecuentemente no pueden realizar inspiraciones rápidas y con fuerza.

Nebulizadores

Son esencialmente capaces de convertir cualquier líquido a un aerosol. Los hay de diferentes tipos con un mecanismo de acción diferente.

Cuando está bien utilizado debe ser capaz de nebulizar una dosis en menos de 10 minutos, por lo que es muy importante mantener una limpieza regularmente.

 

Bibliografía

  • Rabe KF , Adachi M, Lai CK, Soriano JB, Vermeire PA, Weiss KB, et al. Worldwide severity and control of asthma in children and adults: the global asthma insights and reality surveys. J Allergy Clin Immunol 2004;114(1):40–7.
  • Lougheed MD, Lemiere C, Dell SD, et al. Canadian Thoracic Society Asthma Management Continuum – 2010 Consensus Summary for children six years of age and over, and adults. Can Respir J 2010;17:15-24.
  • Global Strategy for the Diagnosis and Management of Asthma in Children 5 Years and Younger. Global Initiative for Asthma (GINA), 2009. <www.ginasthma.org>
  • NAEPP-EP3 2007. Nacional Asthma Education and Prevention Program. Expert Panel Report 3: Guidelines for the diagnosis and management of asthma. Bethesda: National Institutes of Health, National Heart, Lung, and Blood Institute, 2007.
  • Cohn L, Elías JA, Chupp GL. Asthma mechanisms of disease persistence and progression. Annu Rev Innunol. 2004; 22: 789-815.
enero 5, 2017 Pacientes
Acerca de admin

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *